Libros criticados

Una “Crepusculera” me dijo…

…Que debía leer “Crepúsculo”. Ok. Obviando la traducción de la denominación de sus fanáticos (se autodenominan “Twilighters”), debo decir que después de muuuucho tiempo recibiendo un bombardazo de “Si te gustan los vampiros, lee Crepúsculo”, “Edward es un vampiro más sexy que Lestat” (sí he recibido de esas y discrepo), “La historia de amor más fantástica de los últimos tiempos”, “Crepúsculo es la nueva competencia de Harry Potter” y así muchas más, he de decir que yo no ensalzaría tanto esta obra.

Desde luego tiene sus puntazos bastante buenos, y desde luego Stephenie Meyer sabe hacer su trabajo: ofrece a una generación de jovencitas una historia de amor con personajes bastante telenovelescos, con tintes románticos, un príncipe encantador y una atípica princesa (que ni tanto, que como en el mismo libro se señala, trae colgado el cartel de “Soy una doncella en apuros, sálvame”).

Admito que también posee la continuidad necesaria como para hacerte engancharte al libro y tratar de devorarlo pronto, pero sería tal vez que me habían infundido bastantes comentarios positivos de este libro, que sus últimos capítulos me resultaron bastante flojos y no tan adictivos. Y qué decir de la clase de “crisis vampírica” que maneja Stephenie para sus personajes. En su obra, los vampiros de Meyer viven junto con los humanos, no se alimentan de ellos y reniegan de ser “mounstros”. Pero a mi ver, le faltó madurar más esta crisis en ellos: Edward, el ejemplo más cercano de ellos parece padecer de transtorno maniaco-depresivo cada vez que está con Isabella “Bella” Swan, ya está feliz con ella, ya explota diciendo que es una mala persona y que podría matarla ahí mismo, ya le dice que estará con ella siempre o que debería dejarlo porque es peligroso. Al final ¿quién le entiende? Sólo Bella.

Sobre el romance, a mi ver es sólo una modernización de la imagen de una pobre doncella que “florece” con su príncipe. Como un “oh, miren, soy común y corriente, nada Mary Sue, pero encontré el amor junto a Mr. Perfect Man”, lo cual, a mi ver, le resta puntos, porque es el teenager story de “chica nueva ve a chico guapo e ipsofacto hay química entre ellos” y lo demás es piedras rodantes que nos llevan donde mismo.

Ahora, quiero resaltar lo que a mi ver lo hace un buen libro, no uno excelente, apasionante o épico, pero sí bueno:

1. Stephenie hace de sus personajes humanos (primordialmente los adolescentes), unos entes muy reales. Son la clase de adolescentes que te puedes topar en cualquier parte.

2. Da un sentido a las relaciones y un por qué al repentino atractivo que resulta Bella para cada chico de Forks que se interesa en ella (lo cual le quita como mil puntos de Marysueísmo).

3. Su narración es muy amena y envolvente. Te hace sentir la verde y húmeda claustrofobia de Forks.

4. Las quotes son muy dinámicas y divertidas, ahora entiendo por qué hay tantos icons de este fandom.

5. Sirve para pasar el rato y encontrar un nuevo príncipe del cual enamorarte (vamos, admítanlo, ya les avergüenza ser fans del príncipe Felipe, Eric o la Bestia XD), pero si lo que buscas es a un vampiro seductor y realmente peligroso, Edward no es tu vampiro *Jun saca su Lestat Fangirl hat*.

En fin mis queridos cuatro lectores (que te he contado Ed), espero que este humilde análisis del primer tomo de la saga de los Cullen haya sido de su agrado. Nos vemos en el siguiente libro “Orgullo y Prejuicio”.

Anuncios

3 comentarios sobre “Una “Crepusculera” me dijo…

  1. Es cierto, la literatura vive, pero, con qué clase de libros es que está reviviendo? No me opongo en nada a que ahora que terminó HP, otra saga consiga que la juventud se vuelque a los libros, pero, qué puede dejar a largo plazo un libro cuyo fandom está lleno de ideas rosas, clichés y que hacen que de nueva cuenta las mujeres crean que necesitan un príncipe que las rescate?

    Independientemente de eso, ya salió “Breaking Down”, el último libro de la saga, y a lo que he estado viendo entre las fans, no están muy contentas. Yo no planeo leerlo hasta no saber de qué van “Luna Nueva” y “Eclipse”, pero de algo estoy segura: Si las mismas fans le repelen, qué será de nosotros, pobres mortales que la leemos y no la idolatramos? Seremos más objetivos e imparciales? O más ácidos?
    Eso sólo la lectura lo dirá.

  2. Pues es cierto, pero probablemente estoy basando esto en pura especulación (optimista), pero creo que la mayoría de ellos eventualmente crecerán como lectores y descubrirán más cosas. Sabes, empiezas con Meyer, qué tal si leo a Rowling, hasta Isabel Allende tiene para esa audiencia, y de Allende es muy fácil el brinco a García Márquez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s